28 de enero de 2014

2014

Que momento tan más... no sabría como llamarlo, sin embargo, de nuevo aquí, con tanto que decir o mucho que callar.

Antes que nada, me disculpo conmigo misma por haber dejado a un lado esto que tanto me gusta, escribir. La magia que da el plamar sentimientos en letras, letras en cartas, cartas que no serán enviadas.

Más de un año, en el cual ha pasado de todo, lo importante es que tengo salud ( dirían por ahí) pero gracias a Dios gozo de buen estado, mental... mhmm, no lo sé, según que tan criticos sean ustedes.

Pero bueno, no, no lo haré, anteriormente solo me quejaba de mi situación, algún corazón roto que sanar, hasta que me di cuenta que no estaba roto, sino compuesto por fragmentos nuevos, que no hayan lugar ahí.

Antes del último post estaba en otro depa, donde me sentía en casa de la tia amargada de la familia, casi sin permisos para visitas, el punto es que me ocupe de la situacion y opte por al fin vivir sola, solo yo y mis demonios, que cabe mencionar no nos ha ido tan mal, la nueva casa es muy pequeña, pero tiene todo lo que necesito, incluso vecinos gratos.

Aún mantego mi estabilidad laboral, que de estable ya es ambigüa esa palabra, tanto que ya me acostumbre a la incertidumbre que conlleva, pero bueno, estoy en un departamento algo entretenido, para ser honesta me gusta lo que hago.

Y sí, aún vivo en la gran ciudad, ya más segura, en armonía con rápidez que todo fluye aquí, el día pasa en un cerrar de ojos, vivo creo cada día más a prisa, bueno o malo, no lo sé, el punto es que me acostumbre.

Regresando a lo actual, y lo que mueve el mundo AMOR, eso que la misma ciencia no se ha podido explicar, si es hormonal, neural, el punto es que está ahí, y nace de la nada, como también se va...

He amado, a lo que para mí es amar, a tres personas, las tres de muy distintas maneras, en tiempos y edades diferentes, los tres han llenado y complementado una parte de mí. He aprendido tanto de ellos, que no me quejo para nada, y paso como debío haber pasado, llego el amor, se le vivio el tiempo necesario y se le dejo avanzar.

Olinsser: El hombre que me enseñó... mi primer hombre, mi primer amor, fue con quien compartí gran parte de mi adolescencia, encaminada a la adultez joven. Jamás me he arrepentido de ser yo quien haya dado el primer paso, viví tanto con él, me llegué a conocer tanto, pero después de tanto tiempo y con tiempo me di cuenta que lo quería tanto, pero no para pasar toda la vida con él, era bastante joven, había tanto que aún quería ver y vivir, sin embargo él hizo lo peor que alguien le pueda hacer a alguien, hacerle creer que no puede lograr sus sueños, y poco a poco el gran amor que sentía por él, con quien lo invité a vivir la aventura de viajar, opto por darme a elegir, o él o lo desconocido. Nata de aventuras, opte por dejar el amor que le tenía con él y avanzar. Le doy hoy gracias a la vida por haber vivido mucho de mí con él, me amó, lo amé, que no quepa duda que lo hice, y hay tanto recuerdos bellos que aún conservo, respeto decisiones; me hubiera gustado mantener contacto con él, sin embargo comprendo, respeto y no discuto sus recuerdos que le queden de mí.

Alonso: Oh Alonso! pero qué hombre! Me enamoró su forma de ser, le dio tanta alegría a mi vida, me hizo reír como nadie, me invito a vivir su mundo, su gente, me dio la fuerza de aventurarme a salir de mi caparazón, salir poco a poco de mi burbuja, y comprendo que jamas amaras a nadie igual, incluso el amor jamas se va, solo se trasforma, se expande, para poder abarcar dentro de uno. No sabía todo lo que lo podría amar, y el lo poco que se dio ese amor, tan nuevo, tan todo, él, yo, describo la relación como una hoguera, toda mi intimidad, me sentía tan libre en mi piel con él, todo se dio tan rápido, que sin darnos cuentas yaciamos viviendo juntos, compartiendo cama, desayuno, comida, cena, y pensé que eso lo sería todo, ahí me sentía feliz, pero de nuevo me llegó la sensación de querer completar mis metas, trate de compartirle mis ideas, a lo que me llevo de nuevo al inicio, yo ya le había dado mi tiempo, y ahora solo le pertenecía a él, sin sueños o metas, y pensé que se compensaría con el amor que me daba, pero poco a poco me llego el vacío, lo amaba, lo juro! sin embargo, aún quería mis metas.
Al momento ha sido una de las decisiones mas dificiles de mi vida, fue una idea de meses, lo amaba tanto que sabía sería lo mejor para ambos. Me juzgo de egoista, pero yo sabía que hacía lo correcto, aún no me llegaba la hora de compartir mis demonios. Así que partí, tendriamos de por vida un gran lazo, un hijo, que fue hecho con tanto amor, que está hermoso mi bebé, ambos totamos la responsabilidad y poco a poco empezamos a hacernos la idea de que así sería, juntos, pero no tan juntos, y gracias a la madurez de ambos, hoy en día podemos compartir aún risas, gozo de sus bromas, me gusta saber de sus logros. Le doy gracias por todo lo que viví con él, nuevamente alguien me amó, lo amé, y quedo un amor, que no se trasnformó, solo ahí quedo, eso fue para mí una gran manera de continuar, sabiendo que el hombre que amaste, estaría en tu vida, pero como un amigo, con esa genuina manera de demostrar el cuidado, y ahí estamos, juntos, pero no tan juntos, que siempre me dice que está esperando a que me llegué o yo tome al amor de mi vida, según él me sienta muy bien el amor, me hace ver muy bella, hahaha, ya saben, palabras de una gran amigo.

Manuel:  Este hombre le dio un giro totalmente a mi vida. Cuando pensé que nada me sorprendería, llego él, de la nada y por cosas de la vida estaba parado ante mí, aún recuerdo esa vez, no se qué día era, solo lo tengo en la mente, y quién iba pensar que él me daría tanto, según terceros y aún de nosotros, siempre opinamos que todo inició de la peor manera, pero quíen dice qué está bien o mal? las cosas se dan, así es la magía de la vida. Han pasado casí tres años y medio que nos conocimos, y de esa fecha para aca todo ha sido una montaña rusa, combinada con todo tipo de sentimientos, unos nuevos, otros viejos, y cuando estaba más decidida a no querer sentir nada por él... Oh cielo! pero quien decide a quíen querer? Y un día nos queriamos, otros nos odiabamos, ese tipo de amor tan raro, único, bipolar, en fin, llegó a mi vida cuando más lo necesitaba, fue quien me ha dado tanto valor para continuar con mis metas, pero él? Si lo conocieran a fondo, es una persona tan misteriosa, que una vez que se deja ver su interior, es una persona tan llena de amor, me hizo tan felíz, que gracias a la sabiduría de la vida, aprendí a amarlo, de una forma tan distinta, y caigo en cuenta y con más fundamentos, que el amor es el mismo, solo muta para apartarse a la persona, eso de pasarse buscando el amor...el amor es uno, lo llevamos con nosotros, solo que sale a la luz cuando nos encontramos con el tipo de persona que no hace sentir tan felices, que el sentimiento no nace,solo sale de uno mismo. En pocas palabras, todos somos amor, el compartirlo con alguien es un don especial. Yacía amando a Manuel, que como llego el amor, tambien hay que dejarlo que regrese a su forma habitual, y que fluya la vida.

Según estos días, por que nada está escrito, pero hemos llegado a la decisión de avanzar separados, aún no se los términos de la separación, si habrá alguna amistad de por medio, que de mi parte me daría mucho, ya que dentro de todo siempre fue mi amigo, sin embargo, si decide cortar contacto, lo respeto, todo, todo hay que dejarlo que fluya, así se sufre menos, la vida estará siempre basada en vivencias, unas serán recordadas con mayor cariño, otras la fuerza de la mente se ocupará de mitigarlos, y solo quedará lo mejor de uno, con lo que uno se queda.

Gracias a la vida por darme esté nivel de comprensión, el aceptar las cosas como son, ser feliz por lo que fue. Me costó aceptar que la felicidad es un estado de animo, y no una busqueda, si somos felices con lo que somos y tenemos, todo será más facíl.

Por el momento esto fue un recuento de los años, que la vida me tenga más historias que poder narrar, porque de esto tarde o temprano recordaré.